Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune by mail

Luz María (Perú, 1998)

12:43 Publicado por GdT




A finales del siglo XIX, Luz María, una muchacha de campo, ingenua, pobre y sin cultura, se ve obligada a viajar a Lima para acompañar a su madre enferma. Ambas se hospedan en la casa de Modesta, una amiga de la madre de Luz María que trabaja como cocinera de los Mendoza.
La madre de Lucecita, como todos la llaman, no logra recuperarse y en su lecho de muerte llama a Miguel Mendoza y Rivero, el verdadero padre de la chica, y le pide que se haga cargo de ella, pero el hombre la contrata como sirvienta porque no se atreve a confiarle su secreto a su esposa, la distinguida y malvada Graciela. Es ahí cuando Luz María se reencuentra con Gustavo Gonzálvez, a quien ya conocía, pues días atrás el rico protagonista la encontró bañándose en el río, donde ella se deshizo de él lanzándole piedras junto a Chuspi, su perro. Gustavo Gonzálvez es un joven apuesto que está casado con la única hija de los Mendoza y Rivero, la distinguida aristócrata, malvada y caprichosa Angelina Mendoza y Rivero de Gonzalvez, una mujer egoísta y engreída que vive postrada en una silla de ruedas fingiéndose inválida para poder retener al esposo a su lado. Angelina es cuidada por Mirtha, una enfermera reservada pero igual o más maligna que su patrona.
Poco a poco Lucecita se gana el cariño de todos, al tiempo que surge una irresistible atracción entre ella y Gustavo. Confundida y temerosa, la muchacha huye al campo, donde se encuentran y no pudiendo resistir más el amor que se tenían, se entregaron el uno al otro y es entonces cuando Luz María queda embarazada.
Es entonces cuando Gustavo decide abandonar a Angelina y luego de un tiempo se casa con Luz María. En medio de la felicidad, justo cuando Lucecita da a luz a su hija, Angelina planea un accidente de carruaje para morir con Gustavo. Ella muere, pero Gustavo pierde la memoria por completo. En medio del caos del hospital y de las revueltas callejeras por el golpe de estado, Mirtha consigue huir del hospital con Gustavo, en coma, y la hija de éste, pues convence a la abuela de Lucecita, la madre de Don Miguel, de que necesitan a la niña para huir. Mirta hace creer a la señora María, la abuela, de que Lucecita ha muerto; sin embargo, ella en realidad estaba desmayada por la impresión de la noticia del accidente de Gustavo.
El dolor de Luz María aumenta cuando ve que Gustavo y su hija han desaparecido de sus vidas sin dejar huella. Aun pudiendo disponer del dinero de su marido, prefiere solicitar trabajo con Modesta como sirvientas en la casa de los Aldama, donde pasará 5 largos años esperando saber algo de su esposo, y mientras tanto únicamente se dedicará a hacer el bien en esta familia, ayudando a todos sus miembros, a cada uno de una forma.
Tiempo después, Lucecita y Modesta buscan otro trabajo. Lucecita llega a la casa que había demandado un trabajo y se da cuenta de que en ella vive Gustavo, que ha vuelto del campo con Mirtha, la niña (María Rosa) y Ofelia, la niñera. Lucecita se desmaya al ver que Gustavo no la reconoce, y es chantajeada por Mirtha diciendo que si le dice la verdad a Gustavo, éste se volverá loco. Así que Lucecita ha de vivir bajo el mismo techo que su esposo y su hija, sirviéndolos, y aguantando los desprecios de Mirtha. Poco a poco, Lucecita se ganará el cariño de Gustavo y de la niña, a la que solo pudo ver con días de nacida cuando Mirtha decidió robársela para poder huir con Gustavo.
Después, Mirtha decide envenenar a Lucecita cuando ve que Gustavo, aun sin saber que es su esposa, vuelve a enamorarse de ella. Sin embargo, el veneno lo toma María Rosa por error, y con la ayuda de Modesta y sus amigas Caruca y Fefa (la lavandera), consiguen descubrir que fue Mirtha. Ofelia, el falso doctor Quiroga (primo de Mirtha que hace "creíbles" los síntomas de enfermedad de Gustavo) y Mirtha son acusados de intento de homicidio. En medio de todo el caos, el doctor que atiende a la niña y le salva la vida, enamorado de Modesta, el doctor Gutiérrez, averigua que la amnesia de Gustavo puede no ser tan grave y decide contarle la verdad.
Le confiesa todo lo que ocurrió, y es cuando Gustavo se entera de que Lucecita es su esposa y es la madre de María Rosa. Es, sin duda, el momento más esperado y emotivo de toda la telenovela. Todos callan la gran noticia para que sea el propio Gustavo quien se lo diga a Lucecita. Es entonces cuando Mirtha quiere ver por última vez a Lucecita e intenta matarla con una pistola en su propio cuarto, pero la pistola le dispara a la propia Mirtha, que es encarcelada con improperios y amenazas.
Mientras Luz María y María Rosa leen en el patio en presencia de Gustavo, ella recuerda y menciona a su perro, Chuspi. Gracias a ese insignificante detalle, Gustavo recupera toda la memoria, y después de recibir la agradable e inesperada visita de su hermano, el Padre Emilio, Gustavo le cuenta a Luz María que sabe toda la verdad, y es cuando termina todo su calvario y vuelve la felicidad en su vida. Es cuando le explican a María Rosa que Lucecita es su verdadera mamá. Gustavo va a la cárcel a visitar a Mirtha y le demuestra todo su odio por los años de vida que le ha hecho perder. Después, Gustavo y Lucecita vuelven a vivir a su hacienda en San Sebastián, donde había empezado la historia.
Por último, Modesta y el doctor Gutiérrez se casan, y todos viven un gran momento de felicidad en la llegada del año nuevo, donde en la fiesta que se hace en las calles se reúnen todos: Los trabajadores de la familia Mendoza (de la que Lucecita es la verdadera heredera), Sergio (hijo de Modesta), Fefa, Caruca, Amador (hermano de Fefa) y su esposa Azucena, todos los familiares de la casa Aldama, y, por supuesto, María Rosa, Lucecita y Gustavo, quienes sellan su amor con un beso entre fuegos artificiales.

Elenco

  • Angie Cepeda es Luz María Camejo
  • Christian Meier es Gustavo Gonzálvez
  • Rosalinda Serfaty es Angelina Mendoza y Rivero de Gonzálvez
  • Mariela Alcalá es Mirta Valdéz
  • Teddy Guzmán es Modesta Ludeña viuda de Cosío
  • Jesús Delaveaux es Miguel Mendoza y Rivero
  • Antonio Dulzaides es Álvaro Revoredo
  • Orlando Fundichely es Sergio Cosío Ludeña

Vídeos

Video vía Youtube.

Curiosidades

  • Luz Maria es una telenovela Peruana producida por José Enrique Crousillat y transmitida por “América Televisión”.
You can leave a response, or trackback from your own site.

0 Response to "Luz María (Perú, 1998)"

Publicar un comentario en la entrada

viernes, 14 de octubre de 2011

Luz María (Perú, 1998)





A finales del siglo XIX, Luz María, una muchacha de campo, ingenua, pobre y sin cultura, se ve obligada a viajar a Lima para acompañar a su madre enferma. Ambas se hospedan en la casa de Modesta, una amiga de la madre de Luz María que trabaja como cocinera de los Mendoza.
La madre de Lucecita, como todos la llaman, no logra recuperarse y en su lecho de muerte llama a Miguel Mendoza y Rivero, el verdadero padre de la chica, y le pide que se haga cargo de ella, pero el hombre la contrata como sirvienta porque no se atreve a confiarle su secreto a su esposa, la distinguida y malvada Graciela. Es ahí cuando Luz María se reencuentra con Gustavo Gonzálvez, a quien ya conocía, pues días atrás el rico protagonista la encontró bañándose en el río, donde ella se deshizo de él lanzándole piedras junto a Chuspi, su perro. Gustavo Gonzálvez es un joven apuesto que está casado con la única hija de los Mendoza y Rivero, la distinguida aristócrata, malvada y caprichosa Angelina Mendoza y Rivero de Gonzalvez, una mujer egoísta y engreída que vive postrada en una silla de ruedas fingiéndose inválida para poder retener al esposo a su lado. Angelina es cuidada por Mirtha, una enfermera reservada pero igual o más maligna que su patrona.
Poco a poco Lucecita se gana el cariño de todos, al tiempo que surge una irresistible atracción entre ella y Gustavo. Confundida y temerosa, la muchacha huye al campo, donde se encuentran y no pudiendo resistir más el amor que se tenían, se entregaron el uno al otro y es entonces cuando Luz María queda embarazada.
Es entonces cuando Gustavo decide abandonar a Angelina y luego de un tiempo se casa con Luz María. En medio de la felicidad, justo cuando Lucecita da a luz a su hija, Angelina planea un accidente de carruaje para morir con Gustavo. Ella muere, pero Gustavo pierde la memoria por completo. En medio del caos del hospital y de las revueltas callejeras por el golpe de estado, Mirtha consigue huir del hospital con Gustavo, en coma, y la hija de éste, pues convence a la abuela de Lucecita, la madre de Don Miguel, de que necesitan a la niña para huir. Mirta hace creer a la señora María, la abuela, de que Lucecita ha muerto; sin embargo, ella en realidad estaba desmayada por la impresión de la noticia del accidente de Gustavo.
El dolor de Luz María aumenta cuando ve que Gustavo y su hija han desaparecido de sus vidas sin dejar huella. Aun pudiendo disponer del dinero de su marido, prefiere solicitar trabajo con Modesta como sirvientas en la casa de los Aldama, donde pasará 5 largos años esperando saber algo de su esposo, y mientras tanto únicamente se dedicará a hacer el bien en esta familia, ayudando a todos sus miembros, a cada uno de una forma.
Tiempo después, Lucecita y Modesta buscan otro trabajo. Lucecita llega a la casa que había demandado un trabajo y se da cuenta de que en ella vive Gustavo, que ha vuelto del campo con Mirtha, la niña (María Rosa) y Ofelia, la niñera. Lucecita se desmaya al ver que Gustavo no la reconoce, y es chantajeada por Mirtha diciendo que si le dice la verdad a Gustavo, éste se volverá loco. Así que Lucecita ha de vivir bajo el mismo techo que su esposo y su hija, sirviéndolos, y aguantando los desprecios de Mirtha. Poco a poco, Lucecita se ganará el cariño de Gustavo y de la niña, a la que solo pudo ver con días de nacida cuando Mirtha decidió robársela para poder huir con Gustavo.
Después, Mirtha decide envenenar a Lucecita cuando ve que Gustavo, aun sin saber que es su esposa, vuelve a enamorarse de ella. Sin embargo, el veneno lo toma María Rosa por error, y con la ayuda de Modesta y sus amigas Caruca y Fefa (la lavandera), consiguen descubrir que fue Mirtha. Ofelia, el falso doctor Quiroga (primo de Mirtha que hace "creíbles" los síntomas de enfermedad de Gustavo) y Mirtha son acusados de intento de homicidio. En medio de todo el caos, el doctor que atiende a la niña y le salva la vida, enamorado de Modesta, el doctor Gutiérrez, averigua que la amnesia de Gustavo puede no ser tan grave y decide contarle la verdad.
Le confiesa todo lo que ocurrió, y es cuando Gustavo se entera de que Lucecita es su esposa y es la madre de María Rosa. Es, sin duda, el momento más esperado y emotivo de toda la telenovela. Todos callan la gran noticia para que sea el propio Gustavo quien se lo diga a Lucecita. Es entonces cuando Mirtha quiere ver por última vez a Lucecita e intenta matarla con una pistola en su propio cuarto, pero la pistola le dispara a la propia Mirtha, que es encarcelada con improperios y amenazas.
Mientras Luz María y María Rosa leen en el patio en presencia de Gustavo, ella recuerda y menciona a su perro, Chuspi. Gracias a ese insignificante detalle, Gustavo recupera toda la memoria, y después de recibir la agradable e inesperada visita de su hermano, el Padre Emilio, Gustavo le cuenta a Luz María que sabe toda la verdad, y es cuando termina todo su calvario y vuelve la felicidad en su vida. Es cuando le explican a María Rosa que Lucecita es su verdadera mamá. Gustavo va a la cárcel a visitar a Mirtha y le demuestra todo su odio por los años de vida que le ha hecho perder. Después, Gustavo y Lucecita vuelven a vivir a su hacienda en San Sebastián, donde había empezado la historia.
Por último, Modesta y el doctor Gutiérrez se casan, y todos viven un gran momento de felicidad en la llegada del año nuevo, donde en la fiesta que se hace en las calles se reúnen todos: Los trabajadores de la familia Mendoza (de la que Lucecita es la verdadera heredera), Sergio (hijo de Modesta), Fefa, Caruca, Amador (hermano de Fefa) y su esposa Azucena, todos los familiares de la casa Aldama, y, por supuesto, María Rosa, Lucecita y Gustavo, quienes sellan su amor con un beso entre fuegos artificiales.

Elenco

  • Angie Cepeda es Luz María Camejo
  • Christian Meier es Gustavo Gonzálvez
  • Rosalinda Serfaty es Angelina Mendoza y Rivero de Gonzálvez
  • Mariela Alcalá es Mirta Valdéz
  • Teddy Guzmán es Modesta Ludeña viuda de Cosío
  • Jesús Delaveaux es Miguel Mendoza y Rivero
  • Antonio Dulzaides es Álvaro Revoredo
  • Orlando Fundichely es Sergio Cosío Ludeña

Vídeos

Video vía Youtube.

Curiosidades

  • Luz Maria es una telenovela Peruana producida por José Enrique Crousillat y transmitida por “América Televisión”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

featured-video

My Blog List